2 may. 2011


 Si tú supieras como estoy sufriendo, al 
saber que ni siquiera tengo, aunque sea 
un poquito de tu amor.
Y yo que te amo tanto, tus ojos no me ven, y yo
Que te quiero tanto, soy invisible para ti.
Tus ojos no me quieren ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario